Mujer obsequia unas galletas a unos pilotos, ellos la comían muy felices, cuando vieron esto en la caja

¿Has soñado con ser piloto? Por todo el mundo, miles de niños sueñan con ser pilotos cuando sean adultos. Algunos llegan a cumplir este maravilloso sueño, como fue el caso de Chad. Este amable hombre y su compañero de trabajo se convirtieron en grandes pilotos.

Tal vez pienses que no es un sueño del otro mundo o que no tiene nada de especial. Pero, el mismo Chad está más que seguro de que, es un trabajo importante y que requiere de mucha responsabilidad. Esto se debe a que la vida de miles de personas está en tus manos.

De manera que, debes llevarlos a casa cuanto antes, pero ese no es el punto. De lo que si queremos hablarte es de la hermosa experiencia que tuvo Chad y su compañero. El mismo conto su historia en una de las redes sociales: Facebook.

El expresa: “era la 7:30 de la víspera de navidad y yo me estaba preparando para mi último vuelo, el cual iba de Atlanta a Macon. En el momento, yo solo deseaba estar con mi familia, hacerle hermosos regalos y compartir con ellos este día tan importante.

Te puede interesar:Diez usos de la crema nívea de frasco azul que te salvaran la vida muchas veces y que nadie te dice

Pero, me encuentro aquí, lejos de ello y rumbo a otro lugar del mundo”. Claramente, Chad comenzó a dudar de si su decisión de ser piloto fue la correcta. Pero, luego esos pensamientos se fueron y se puso en marcha, con la mente puesta en su importante labor.

Un niño en la cabina del avion

Chad continuo diciendo: “yo está listo, solo esperaba que el capitán llegara y que recibiéramos las ordenes de despegar el avión. En la cabina se escuchada a los pasajeros. Pero, sentí que alguien estaba detrás de mí. Se trataba de un niño, llamado Sam, el cual tenía 9 años y estaba mirando el panel de los controles del avión.

Él se veía muy tierno y emocionado. Así que lo llame, es decir, le pedí que se acercara más. Ese niño me recordó mucho mi infancia. Al igual que él, yo tenía la misma expresión fácil cuando me subí a un avión y mire el panel de los controles.

En la actualidad tengo 24 años y soy piloto de una aerolínea”. Pero, como mencionamos anteriormente, el ser Navidad y no estar con su familia, el no poder dale un buen regalo, lo llevo a dudar de su elección de ser piloto. Pero, pronto esos pensamientos se dispersaron.

El niño se acerca al piloto del avión

Cuando san entro a la cabina, Chad lo saludo, le extendió la mano y le pregunto el nombre, el cual ya sabemos que era Sam. Este tímido niño le dijo su nombre e inmediatamente miro el asiento de al lado, el cual estaba vacío. ¿Es el asiento del capital?-Pregunto Sam.

Yo baje el asiento y le pregunte si quería sentarse allí, comenta el piloto. El niño estaba tan emocionado y feliz, que rápidamente se acomodó. Pero, Chad comenzó a pensar en lo que pensaría el capitán cuando viera un niño sentado en su asiento.

Pero, luego recordó que era navidad y no le dijo nada al niño. Chad comenta: “mire por la ventana, vi las maletas o equipaje que subían al avión y pensé en los regalos que puede haberle dado a mi familia hoy. Luego, continúe hablando con Sam; dijo que su familia y él venía desde Memphis.

Mientras hablábamos, yo pensaba en el momento en el que el capitán entrara, ya que no faltaba mucho para comenzar el vuelo. A la misma vez, miraba al niño, el cual se veía tan feliz de estar sentado allí, razón por la cual no quería decirle que ya debía pararse.

Llega el capital y ve el niño en su asiento

Así es, el capital había llegado, pero el no dijo nada, simplemente nos saludó y le tendió una mano a Sam. Entonces, el capitán le dijo, no tengo ningún inconveniente en que estés aquí, pero, yo estaría mejor si me dejas sentar allí. Así que, san hizo exactamente lo que el pidió el capitán”.

El capital comenzó a hacer la presentación del vuelo y les dijo al piloto y a Sam que siguieran haciéndolo así. Sin pensarlo, el capitán había hecho sentir a Sam como parte del equipo de vuelo. ¿Te imaginas la felicidad de aquel niño?

Chad continúo con la preparación del vuelo. “Entonces vi la luz roja, la cual me indicaba que debíamos comenzar a despegar. De inmediato, le pregunte a Sam si había despegado un avión. El asustado me dijo que. Pero, como ya le había enseñado la función de algunos botones, le pregunte si le gustaría despegar el avión.

Con mis instrucciones Sam logro despegar el avión, lo último que hizo fue mover una palanca para depositar el combustible. ¿Puedes imaginar un niño de 9 años despegando un avión? Yo le di la gracia y el hizo lo mismo. De hecho, me dijo: fue lo as increíble que he hecho”.

Sam estaba a punto de llorar, ya que el capitán le había dicho que gracias a él el avión iba a despegar. Así que, se fueron y llegaron a Macon. Al siguiente día, el piloto y el capitán entraron al avión para volver a Atlanta. Pero, se llevaron tremenda sorpresa.

La madre de san les había dejado una caja con un regalo y una nota. Cuando ellos leyeron la nota, no lo podían creer. Ellos estaban a punto de llorar, pero ¿Por qué? La nota contenía unas palabras muy profundas escritas por la madre del niño, llamado Sam.

El mejor regalo

La madre le explico que Sam siempre ha querido ser piloto. Pero, él estaba luchando contra el cáncer. Siempre se habían ido en auto, pero ese día quería que Sam experimentara su sueño y gracias a ellos fue todo un éxito. Ellos les habían dado la oportunidad de despegar un avión.

La madre continúo explicándoles que, probablemente, el niño no se podría volver a montar en un avión. Ella dijo que fue el mejor regalo de navidad para su hijo. Ambos estaban más que agradecidos por las acciones del capitán y el piloto. Por eso, le dejo aquel regalo.

El capitán y el piloto iniciaron el otro vuelo con los ojos llenos de lágrimas y la voz entrecortada. Inconscientemente ellos le habían dado un gran regalo de navidad a Sam. Esto les enseño  que, los mejores regalos los damos sin saber y, en muchas ocasiones, lo recibimos de extraños.

Sin lugar a dudas, es un gran ejemplo que vale la pena imitar y dar a conocer al mundo. Basta con palabras amables y cariños para hacer sentir bien a alguien. De hecho, no enseña que todos podemos contribuir a que el sueño de otros se cumpla. Y tú, ¿qué opinas de esta conmovedora historia?

Te puede interesar:Míralo antes de que lo borren, como tener telecable HD en tu hogar, las compañías no quieren lo sepas


Si esta información te ha sido de utilidad compártela con los demás para que también se puedan beneficiar de la misma. Al mismo tiempo de compartirla, la tendrás siempre en tu muro para volver a consultarla cuando desees.

Te recordamos que lo recomendado en Ventanasocial.com, es redactado con la finalidad de informar y educar a las personas sobre remedios naturales que les podrían ayudar a mejorar su salud; nunca para sustituir u eliminar prescripciones, recomendaciones y diagnósticos que estés llevando con tu médico de cabecera u profesional de salud. Siempre recuerda preguntar a tu profesional médico cualquier pregunta sobre padecimientos que estés cursando.

COMPARTIR EN: