Limón y azúcar para tener unos labios suaves, humectados y rosados, todo desde casa, aprende a hacerlo

En una noche de fiesta nunca puede faltar el glamour, desde la cabeza hasta la punta de los pies. Y cabe destacar que, hay ciertas partes de nuestro cuerpo que deben estar en perfecto estado para lucir sumamente atractivas, uno de ellas son los labios. Unos labios rosados y suaves son la clave para completar nuestro look.

Este tema siempre llama la atención de las mujeres, pero es algo que concierne e influye en ambos géneros. Unos labios rosados y suaves pueden hacer que cualquier hombre se sienta atraído hacia nosotras. Por eso, es tan importante que cuidemos de ellos.

Muchos hombres comentan que en lo primero que se fijan en una mujer, es en los labios. Ahora imagina que llevas unos labios opacos o como dicen algunos, descoloridos y secos. ¿Atraerás la mira del hombre que te gusta con semejante estado en el que se encuentran tus labios? Por supuesto que no.

De manera que, unos labios rosados y suaves son de sum importancia, no solo en las fiestas, sino en la vida diaria. Algunas mujeres lo solucionan todo con un simple lápiz labial u otros cosméticos que existen. Pero, ¿y si no tienes dinero para comprarlos? Obviamente, no podrás hacer uso de ellos.

Te puede interesar:Peeling antiarrugas de aspirina, para eliminar manchas, arrugas, acné y paños

Y otro punto importante es que, si tus labios están secos y maltratados, entonces el labial que te pongas no te queda bien. Así que, el estado en el que se encuentre esta parte de tu cuerpo, determinara si el lápiz labial que compres te quedara bien, independientemente de tu color de piel.

Pero, ¿a qué se debe que nuestros labios se oscurezcan, se sequen y terminen maltratados? Bueno, el cambio climático influye bastante en este caso. Mayormente, cuando la temperatura disminuye, es decir, cuando hay mucho frio, nuestros labios se agrietan y terminan más secos que nunca.

Y otro punto importante es la hidratación del mismo. Si tus labios no están humectados y cuidados, entonces lucirán secos y perderán suavidad. Aunque también hay ciertos problemas de salud que los afectan directamente, como es el caso de virus como la gripe, entre otros factores.

Pero, puedes disfrutar de unos labios rosados y suaves. Esto es gracias a un remedio natural que puede hidratar y cuidar de esta parte tan importante de tu cuerpo. Si te interesa saber más sobre este remedio, con relación a los ingredientes y su preparación, continua leyendo.

Obtén unos labios rosados y suaves con este remedio casero

Este remedio funcionara como un bálsamo casero, para ello solo necesitaras dos ingredientes: limón y azúcar. Todos sabemos que este cítrico, el limón, puede eliminar las manchas negras de la piel y eso incluye nuestros labios. Mientras que el azúcar la puede hidratar.

Preparación y uso:

Lo único que tienes que hacer es, mezclar un poco de zumo de limón con azúcar. La consistencia que debe tener debe ser cremosa, una pasta; lo que quiere decir que debes tener cuidado con la cantidad de jugo de limón que le agregues. Cuando obtengas la pasta exfoliante puede comenzar a usarla.

Debes empapa tus labios con este pasta y dejaras que sus propiedades actúen en ella. No debes retirarla, sino que debes dejar que se vaya sola. Si lo haces tres veces al día, los efectos serán más intensos y los obtendrás más rápido. Disfruta de unos labios rosados y suaves en pocos días de manera segura y natural.

Te puede interesar:Método natural más fiable para eliminar bacterias, hongos y malos olores de tu v4gin4

Si esta información te ha sido de utilidad compártela con los demás para que también se puedan beneficiar de la misma. Al mismo tiempo de compartirla, la tendrás siempre en tu muro para volver a consultarla cuando desees.

Te recordamos que lo recomendado en Ventanasocial.com, es redactado con la finalidad de informar y educar a las personas sobre remedios naturales que les podrían ayudar a mejorar su salud; nunca para sustituir u eliminar prescripciones, recomendaciones y diagnósticos que estés llevando con tu médico de cabecera u profesional de salud. Siempre recuerda preguntar a tu profesional médico cualquier pregunta sobre padecimientos que estés cursando.

COMPARTIR EN: