Jugo casero para normalizar la tiroides, combatir inflamaciones en el cuerpo y de paso quemar grasa

Siempre hemos resaltado el importante papel que desempeña cada órgano en nuestro cuerpo, como es el caso de la tiroides. Este órgano en forma de mariposa influye bastante en si nuestro cuerpo se mantendrá en forma o no. Algunos no le dan mucha importancia, pero hacer esto es un grave error.

¿Por qué es importante que la tiroides funcione correctamente? Si esta glándula tiene una variación en la producción de hormonas tiroideas, desencadenara un sinnúmero de problemas de salud. ¿Te imaginas todos los órganos que dejarían de realizar su trabajo como debe de ser, si la tiroides varía su producción de hormonas?

Sin lugar a dudas, no queremos que nuestro organismo se vea afectado por irregularidades del sistema. Hay dos variaciones en la tiroides que puede afectar significativamente nuestro cuerpo, como es el caso del hipertiroidismo e hipotiroidismo.

El hipertiroidismo está relacionado con la producción excesiva de hormonas tiroideas. Cuando esta glándula aumenta su actividad, entonces el cuerpo puede sufrir cambios drásticos. Pero, lo mismo sucede cuando es hipotiroidismo, es decir, la glándula disminuye su producción de hormonas.

Te puede interesar:El Alzheimer se puede prevenir, solo debes realizar un único ejercicio, y tu mente estará siempre nítida

Ahora bien, ¿Qué pasa cuando la tiroides sufre de hipotiroidismo o hipotiroidismo? Para responder esta pregunta, es importante que sepamos la función principal de la tiroides. De hecho, podemos decir que se encarga de varias cosas, todas de suma importancia.

La tiroides se encarga de controlar nuestro proceso metabólico. De esta glándula dependerá la metabolización de los carbohidratos y la grasa. Si la tiroides no hace esto correctamente, correremos el riesgo de subir de peso y llegar a la obesidad u otro problema de salud.

Si la tiroides funciona bien, no tendremos problemas respiratorios, el colesterol, y hasta el cerebro desempeñara su trabajo correctamente. Estas solo son alguna de las cosas que se relacionan con esta pequeña glándula. Ahora bien, ¿Cómo sabemos que tenemos problemas en la tiroides?

Al igual que las enfermedades, nuestra glándula libera señales que nos ayudan a saber si está o no funcionando bien. Entre esos síntomas esta: el sobrepeso, sensibilidad cuando de temperaturas frías se trata y depresión. En ocasiones los síntomas pueden varias pero casi siempre son los mismos.

En algunos casos, las personas que tienen problema con esto, puede comenzar a caérseles el pelo, cansancio o fatiga y piel seca, entre otros no menos importantes. Pero, con un simple remedio casero puedes resolver este problema de salud, debajo te dejaremos los detalles que debes saber para prepararlo.

Remedio casero para regular la tiroides

Ingredientes:

  • ¼ de cucharada de zumo de limón.
  • ¼ de cucharadita de nuez moscada.
  • Un cuarto de cucharada de jengibre molido.
  • 1 cucharada de jugo de naranja.
  • Media cucharadita de canela.
  • 1 taza de jugo de arándanos frescos.
  • 2 vasos de agua.

Preparación y consumo:

Vierte los dos vasos de agua en un recipiente y, cuando llegue al punto de ebullición, agrégale el zumo de arándanos, la canela, el jengibre y la nuez moscada. Cuando liberen sus propiedades, puedes apagarlo y dejar que repose por 20 minutos.

Finalmente, viértele el zumo de limón y luego el de naranja. Esto puedes ingerirlo a temperatura ambiente o fría, tú decides, en poco día bajaras de peso, eliminaras las inflamaciones y mejoraras tu proceso metabolismo. Pruébalo hoy mismo y regula tu tiroides.

Te puede interesar:Toma esto a las 7 en ayunas y contempla como la grasa abdominal se quemará solita en pocos días


Si esta información te ha sido de utilidad compártela con los demás para que también se puedan beneficiar de la misma. Al mismo tiempo de compartirla, la tendrás siempre en tu muro para volver a consultarla cuando desees.

Te recordamos que lo recomendado en Ventanasocial.com, es redactado con la finalidad de informar y educar a las personas sobre remedios naturales que les podrían ayudar a mejorar su salud; nunca para sustituir u eliminar prescripciones, recomendaciones y diagnósticos que estés llevando con tu médico de cabecera u profesional de salud. Siempre recuerda preguntar a tu profesional médico cualquier pregunta sobre padecimientos que estés cursando.

COMPARTIR EN: