Elimina tus arrugas, manchas y pecas, usando esta microdermoabrasión casera

Nuestra piel siempre está expuesta a los cambios ambientales como el sol, asimismo a constantes productos de belleza y hasta maltratos por parte de nosotros mismos por someterla a diversos excesos ya sean accidentales o no. Por lo que podemos sufrir de anormalidades como el acné.

Adicionalmente, existen factores como el paso de los años o la genética que  pueden tornar a la piel más sensible y propensa a sufrir de manchas, cicatrices o arrugas, lo que termina por convertirse en un problema estético.

El acné también es una afección que se puede presentar en la  juventud, pero que puede marcar el rostro o alguna otra parte del cuerpo como la espala de la persona que lo haya padecido, por lo que puede convertirse en evidentes imperfecciones con los años.

A todos estos detalles antiestéticos se les puede buscar soluciones ya sea con tratamientos que nos ofrece el mercado con intervenciones quirúrgicas que buscan disminuir o eliminar estos aspectos indeseables, sin embargo en ambos casos el grado de inversión es considerable.

Te puede interesar: Para revertir la caída del cabello y hacer que este crezca como loco, solo necesitas una cebolla

Con este procedimiento solo necesitarás dos ingredientes

En este artículo te traemos una manera rápida de rejuvenecer, hidratar, purificar y suavizar tu piel, pues estimula la regeneración y la oxigenación de las células, lo que la hace lucir más brillante y sana.

Se le conoce como microdemoabrasión, el tratamiento que busca regenerar los tejidos de la piel y tornarla tersa y saludable, pero la realidad es que no muchas personas pueden costear este tipo de sesiones.

Pero despreocúpate porque hoy te mostraremos una forma de convertir tu piel en una irresistible tentación, pues la exfoliarás de manera profunda para eliminar las células muertas y conseguirás unos resultados similares a los que pudieras obtener en un centro estético.

El rostro es la carta de presentación de las personas por lo que te invitamos a probar esta técnica casera cuyo ingrediente principal es el bicarbonato de sodio y el aceite de oliva.

Debes mezclar el bicarbonato con un poco de aceite de oliva hasta formar una pasta que seguidamente aplicaras en tu rostro en la zona a tratar, para mayor facilidad con una esponja.

El preparado se extenderá por la piel de manera circular y se deja por un lapso aproximado de 3 minutos.

Para quitarte la pasta preparada de la cara o el cuerpo usa agua tibia.

Se recomienda aplicarlo máximo por 8 días. Ya verás que en los dos primeros tratamientos obtendrás cambios en tu piel.

Es importante que uses protector solar, tras someterte a este tratamiento para que no se reseque la parte tratada.

Te puede interesar: Utilizando estas semillas o sus hojas, podrás tratar enfermedades como Alzheimer y Parkinson

Si esta información te ha sido de utilidad compártela con todos para que también se puedan beneficiar de la misma.

COMPARTIR EN: