El limón y la chía, para derretir la grasa de antaños, perdí más de veinte libras en 1 mes, prepáralo así

Desde siempre, han sido expuestos los beneficios de la naturaleza. Y más aún, sobre el limón. Sabemos que desde hace años muchas personas hemos usado el limón. Queremos obtener múltiples beneficios con el mismo. ¿Te pasa lo mismo?

Si bien es conocido el hecho, de que todos hemos usado la naturaleza de una manera u otra. Sea en jugos, como desintoxicante, e incluso para sanar millones de enfermedades. Pero, ¿Y para perder grasa? Pues, sabemos, que existen dietas y métodos.

Pero, algunos de estos, tienden a ser costosos, o incluso, difíciles de seguir. Por lo que, la mayoría de quienes comienzan terminan dejándolos de usar. Y vuelven a conseguir esa grasa que estaba eliminada. ¿Te ha pasado?

Además hay circunstancias, en las que queremos mejorar la figura. Ya sea para usar un nuevo bikini, o un nuevo vestido. ¿No te pasa? Pues, a muchos sí. Hay ropas especiales, que nos gustaría ponernos, pero que ciertas grasas no lo permiten.

Te puede interesar: Como deshacer 10 años de tu rostro, elaborando este extracto y aplicándolo en el área requerida

Es debido a eso que algunos han decidido dejar la medicina convencional a un lado para utilizar la medicina natural. La principal ventaja de esta es que no nos provoca daños y no es nada costosa como la convencional. Y brinda el beneficio esperado.

Bebida de chia y limón: para bajar de peso en pocos días.

La bebida natural que sirve para contrarrestar muchas cosas es la preparada con limón y chía. Esta poderosa batida nos ayuda a prevenir la gripe, limpiar el organismo y evitar la acumulación de grasa.

Cada uno de estos ingredientes, son beneficiosos solos, de por sí. Sin embargo, cuando los combinamos en una bebida, el resultado es sorprendente. La mejor parte de todo es que ambos son muy baratos y fáciles de conseguir. Así que no hay excusas.

Qué necesitaremos:

Limón (1 unidad).

Semillas de chía (1 cucharada).

Miel (1 cucharada).

Agua potable (1 y 1/2 vasos).

¿Cómo hacerlo?

  1. Dejamos en remojo, las semillas de chia. Al menos, 1 hora. Hasta que engorden.
  2. Mezclamos esto, con el agua indicada y el jugo del limón.
  3. Licuamos todo, en la licuadora.

Uso:

Debido a la gran cantidad de fibra que tiene esta bebida. Es recomendable que lo consumamos todos los días en ayuna todas las mañanas. Recuerda ser constante. Haciéndolo así, lograremos acelerar nuestro metabolismo y perderemos peso rápida y efectivamente.

Este sencillo remedio te aporta vitaminas, calcio, proteínas y antioxidantes. Además, es saciante y te ayuda a regular el nivel de azúcar en sangre ¿Qué esperas para probarlo? Así que úsalo.

Beneficios del limón y chia:

Limón:

Contiene muchas vitaminas (B y C) además de minerales como el potasio, fósforo, flúor, sodio, magnesio, hierro y calcio. Además, es un poderoso depurador para el organismo. Contien muy pocas calorías (29 calorías en cada 100 gramos de zumo). Es rico en fibra que nos ayuda a eliminar las toxinas del cuerpo.

Chia:

Es un potente antioxidante natural. Tiene un alto contenido en fibra, calcio, proteínas y ácidos grasos omega 3. Dan un sentido de saciedad que elimina la ansiedad de comida. Y increíblemente reduce los niveles de azúcar en la sangre.

Aunque, conocemos, que es muy buena para adelgazar, debes tener una buena alimentación. Apropiada para lo que buscas. Si quieres, puedes conseguir que tu figura luzca como siempre haz querido.

Te puede interesar: Si tu pareja de hace una de estas 5 cosas, nunca se lo permitas, esto es lo que debes hacer, muchos lo ignoran

Si esta información te ha sido de utilidad compártela con los demás para que también se puedan beneficiar de la misma. Al mismo tiempo de compartirla, la tendrás siempre en tu muro para volver a consultarla cuando desees.

Te recordamos que lo recomendado en Ventanasocial.com, es redactado con la finalidad de informar y educar a las personas sobre remedios naturales que les podrían ayudar a mejorar su salud; nunca para sustituir u eliminar prescripciones, recomendaciones y diagnósticos que estés llevando con tu médico de cabecera u profesional de salud. Siempre recuerda preguntar a tu profesional médico cualquier pregunta sobre padecimientos que estés cursando.

COMPARTIR EN: